→ Pautas a tener en cuenta para tener un jacuzzi exterior para jardín

Tener un jacuzzi exterior para el jardín es, sin duda, un lujo que cada vez más gente se puede permitir. Existen multitud de precios, así como de diseños y opciones de uso que se deben tener en cuenta a la hora de instalar uno. Las tendencias también existen en estas bañeras de hidromasajes, aunque hay personas que prefieren fijarse más en las características técnicas.

¿Qué se debe tener en cuenta al adquirir un jacuzzi exterior?

Antes que nada, hay que tener en claro que el jacuzzi requiere de cierto mantenimiento y que implica una instalación especial. No solo basta el espacio que haya disponible en el jardín, sino muchos aspectos que, a continuación, se detallan. El objetivo final es lograr el mejor producto que se adapte a los habitantes de la casa y que, simplemente, les deje satisfechos.

El tamaño del jacuzzi

Se puede contar con mucho terreno para instalar el jacuzzi deseado, pero también es necesario tener en cuenta el tipo de suelo y el peso que puede soportar. Es recomendable que un técnico especializado revise el terreno para corroborar el peso que puede soportar, teniendo en cuenta el agua que va a utilizarse y el número de personas que lo usarán.

Los jacuzzis suelen aceptar cupos de dos a seis personas. En función a su tamaño también se añaden características. Una vez solucionado este punto, será preciso centrarse en el diseño.

Es imprescindible que se seleccione el lugar donde va a colocarse la bañera spa, ya que debe contarse con el espacio suficiente para permitir trasladarla hasta allá. Si no se consigue introducir un jacuzzi de gran tamaño, habrá que conformarse con uno más reducido.

El diseño como parte fundamental

Esta bañera spa va a terminar siendo una parte fundamental del diseño de la casa, así que debe elegirse muy bien para que no desentone con el resto de mobiliario. Aunque la última palabra la tiene el comprador.

Existe la opción de instalarlo de manera subterránea o elegir un modelo superficial. Por lógica, al soterrarlo, el coste de la instalación será superior, requiriendo de la ayuda de técnicos que revisen la viabilidad del terreno.

Existen jacuzzis cuadrados y redondeados, aunque es posible encontrarse otras formas más extravagantes. Es posible que se requieran materiales extras, que faciliten el acceso al interior de la bañera spa, como pueden ser escaleras o bordes antiderrapantes.

Detalles de la instalación

Los detalles técnicos para realizar una instalación correcta deben tenerse en cuenta desde un inicio. Un jacuzzi necesita un circuito alámbrico, además de los tubos por donde correrá el agua, tanto para su llenado como para vaciarlo.

Otras características que se encuentran en determinados jacuzzis son las luces, para ser usados de noche, e, incluso, hilo musical, con la posibilidad de conectar aparatos digitales que permitan amenizar mejor las fiestas. El consumo medio de luz suele variar, aunque ronda los 3 kW/h, pudiéndose encontrar bañeras spa con un menor consumo o, todo lo contrario, multiplicándolo con creces. Esta variabilidad tiene que ver con el tamaño y las opciones que ofrece. También se puede recurrir a las que poseen la etiqueta de «eco spa», garantizando un ahorro de energía, favorable para el planeta.

Otra cosa a tener en cuenta es la cercanía de las habitaciones de la casa. Al transmitir calor, a través del vapor de agua, se crea una fuente de humedadque podría afectar las áreas internas. Por eso, lo más conveniente es instalar el jacuzzi lejos de puertas y ventanas que permitan el acceso de la humedad. Como está la posibilidad de dejarlo a la intemperie, en función a su diseño no debe ser motivo de preocupación colocarlo más alejado de la casa.

Un spa apto para todos los de la casa

Ideal para el ocio, como tratamiento terapéutico, para relajarse o como atracción estrella de las fiestas veraniegas, el jacuzzi no diferencia de edades. Los niños lo disfrutan tanto como las personas de la tercera edad. Es, sin duda, perfecto para lucirlo con las visitas.

Además, no importa en qué estaciones del año se utilice. La temperatura del agua se puede regular fácilmente, oscilando entre los 26 y 39 grados centígrados.

Los precios del mercado

Existen muchos precios relacionados con el tamaño y las características del jacuzzi deseado. Desde los 2.000 euros, los modelos más sencillos, sin contar con la instalación, hasta los 10.000 euros.

El soterrado puede incrementar notablemente su coste, incluso doblándolo, contando también con la pertinente colocación de tuberías y circuitos eléctricos.

Un jacuzzi exterior para el jardín es un sueño que se pueden permitir muchas personas. Solo será necesario planificar todo lo que tiene que ver con su instalación y las preferencias esperadas, si su fin es terapéutico o de ocio. El tamaño es importante, así como el diseño, que puede incrementar el valor de una vivienda.

Deja un comentario